¡Vamos a hacer las compras!

Dado que todos los productos del supermercado están estratégicamente dispuestos para que nos “tentemos a comprar siempre de mas”, es conveniente tener en cuenta las siguientes sugerencias para llegar a comprar lo necesario:

  1. –    Realizar una lista en casa de los productos que nos resultan realmente necesarios
  2. –    Descartar todo producto nocivo para la Salud que hemos decidido descartar de la alacena o de nuestra heladera
  3. –    Evitar  los productos elaborados ya que están atiborrados de conservantes, colorantes, espesantes, saborizantes, espesantes y demás sustancias artificiales
  4. –    Leer detenidamente las etiquetas de los productos que conscientemente sabemos que deberíamos descartar y averiguar por internet de que se trata cada uno de esos raros productos… nos sorprenderemos al conocer los efectos que producen sobre nuestra Salud!
  5. –    Evitar los productos refinados como las harinas arroz y azúcar blanco. Tengamos en cuenta que, lejos de alimentarnos han sido desprovistos de las sustancias nutritivas que originariamente tenían antes de ser “mejorados” por la industria antes de llegar a la góndola. Son “alimentos vacios” que le roban nutrientes y minerales al organismo al ser digeridos
  6. –     Evitar los enlatados, los productos “larga vida”, cubitos y sobres de caldos en polvo, gelatinas, postres, flanes y polvos para preparar (tortas, buñuelos, pan, milanesas de soja, faina, etc) pues están colmados de sustancias artificiales

 

Las 4 Estaciones y los DOYO o Doshas

Como podemos ver, cada Elemento corresponde a una época determinada o estación de año y a un par de órganos que, en nuestro organismo, operan interrelacionados para garantizar el bienestar de nuestro organismo:

El Elemento Madera (3 y 4) se corresponde con la Primavera representada por el Higado y la Vesicula Biliar

El Elemento Tierra (2, 5, 8) se corresponde con los DOYOS representados por el Bazo-pancreas y el Estomago

El Elemento Agua (1) se corresponde con el Invierno representado por los Riñones y la Vejiga

El Elemento Metal (6 y 7) se corresponde con el Otoño representado por los Pulmones y el Intestino grueso

El Elemento Fuego (9) se corresponde con el Verano representado por el Corazon e Intestino delgado

Cada Elemento opera en equilibrio a partir del buen funcionamiento de dos órganos, al cual le corresponde una estación del año especialmente propicia para:

  •  Desintoxicar y acondicionar el organismo (si lo cuidamos con la alimentación y la higiene, lo ejercitamos y respetamos convenientemente)
  •  Descargar toxinas a traves de desequilibrios y enfermedades que se fueron gestando en nuestro organismo, respondiendo a una alimentación inadecuada.

Debemos tener en cuenta que nuestro cuerpo, realiza las pertinentes limpiezas de una estación a otra, de modo que podremos vislumbrar a que responde nuestro estado de salud o enfermedad actual. Por ejemplo: Si nuestra alimentación fue equilibrada o desordenada durante la Primavera, lo veremos reflejado en el estado de Salud o enfermedad que manifestemos durante el Verano ya que, durante ese periodo fuimos limpiando o intoxicando nuestro organismo que, por el movimiento de energias, produce su manifestación durante la etapa del año siguiente. Lo mismo ocurre de Verano a Otoño, de Otoño a Invierno y de Invierno a Primavera, respectivamente.

Asimismo, podemos asociar cuales son las manifestaciones conductuales, emocionales y espirituales de cada elemento, de acuerdo a su estado de equilibrio o enfermedad