¡Vamos a hacer las compras!

Dado que todos los productos del supermercado están estratégicamente dispuestos para que nos “tentemos a comprar siempre de mas”, es conveniente tener en cuenta las siguientes sugerencias para llegar a comprar lo necesario:

  1. –    Realizar una lista en casa de los productos que nos resultan realmente necesarios
  2. –    Descartar todo producto nocivo para la Salud que hemos decidido descartar de la alacena o de nuestra heladera
  3. –    Evitar  los productos elaborados ya que están atiborrados de conservantes, colorantes, espesantes, saborizantes, espesantes y demás sustancias artificiales
  4. –    Leer detenidamente las etiquetas de los productos que conscientemente sabemos que deberíamos descartar y averiguar por internet de que se trata cada uno de esos raros productos… nos sorprenderemos al conocer los efectos que producen sobre nuestra Salud!
  5. –    Evitar los productos refinados como las harinas arroz y azúcar blanco. Tengamos en cuenta que, lejos de alimentarnos han sido desprovistos de las sustancias nutritivas que originariamente tenían antes de ser “mejorados” por la industria antes de llegar a la góndola. Son “alimentos vacios” que le roban nutrientes y minerales al organismo al ser digeridos
  6. –     Evitar los enlatados, los productos “larga vida”, cubitos y sobres de caldos en polvo, gelatinas, postres, flanes y polvos para preparar (tortas, buñuelos, pan, milanesas de soja, faina, etc) pues están colmados de sustancias artificiales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *